fbpx

Skip links

Las Emociones Como un Pilar de la Salud

Soy una fiel seguidora y convencida que nuestro dialogo interno determina nuestro disfrute diario y la “cosecha” de nuestras vidas.  En el sentido más simple, nuestros pensamientos y creencias instaladas siembran diariamente una semilla en nuestro mundo, que con el transcurrir del tiempo materializamos en cosecha.

La biblia de esta filosofía de la salud es el libro de Louise L. Hay “Usted Puede Cambiar su Vida” el cual representa una guía práctica de los problemas de salud más comunes hoy en día,  las posibles causas y el nuevo modelo mental que debemos instalar para vencer definitivamente esa dificultad.

El libro, si bien lo hace ver de forma muy práctica y fácil, abrirnos a la posibilidad de que un modelo mental nos esta debilitando y haciendo daño, implementar cambios y transformarnos en nuestra mejor versión, representa todo un reto personal que muy fácilmente nos puede hacer transitar llanto, angustia y muchísimo enojo, pero con la fé puesta en un mañana mejor y la gratitud de poder reconocer y cambiar lo que no nos hace bien, llega el cambio. Esa transformación renovadora y mágica que nos permite renovarnos, amarnos como somos y reírnos de nosotros mismos a pesar de los tropiezos, las pérdidas y los errores.

Las invitamos a investigar sobre las emociones como cimientos de nuestra salud integral y a todos los días respetarnos y dedicarnos tiempo para validarnos como personas valiosas que somos.

Uno de los recursos de salud y amor propio que Louise L. Hay nos invita a hacer diariamente y con el que despedimos esta nota, es la técnica del espejo. Al despertarte, frente al espejo mírate fijamente a los ojos y repite estas palabras sin bajar la mirada. Soy realmente hermosa”, “Es increíble todo lo que has logrado y estoy emocionada de ver lo que aún vas a lograr” “cada día me perfecciono” “hoy me espera un maravilloso día” “me amo tanto” “soy única” “todo es perfecto en mi vida porque integro las distintas etapas con amor”

Anímate a cumplir el reto de los 90 días con esta rutina, y acepta con paciencia si algunos pensamientos te cuesta sentirlos propios. Igual te invitamos a que los continúes con muchísima convicción que muy pronto así lo sentirás y compártenos tus experiencias.  También te dejamos otras preguntas para que reflexiones  ¿Cómo está la siembra de tu vida?  ¿Te amas cada día incondicionalmente? ¿Te aceptas como sos? ¿Qué te detiene de sentirte  esa maravillosa persona frente al espejo?

Dejanos tu comentario

Name*

Asunto

Escribinos